EUREKA (εὕρηκα)




Arquímedes de Siracusa (287 a.C. – 212a.C.) fue un físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego. Entre sus avances enfísica se encuentran sus fundamentos en hidroestática, estática y la explicación del principio de la palanca. Diseñó el barco más grande de la antigüedad (con jardines, gimnasio y un templo), armas de asedio capaces de sacar barcos enemigos del agua o prenderles fuego utilizando una serie de espejos (la garra de Arquímedes y el rayo de calor), máquinas como la catapulta, el odómetro y el tornillo de Arqímedes. También es considerado uno de los matemáticos más grandes  de toda la historia.
Una de las anécdotas más conocidas sobre Arquímedes cuenta cómo inventó un método para determinar el volumen de un objeto con una forma irregular. Hierón II le pidió que determinara si una corona que había encargado estaba hecha sólo de oro, o si se le había agregado plata en su realización. Arquímedes tenía que resolver el problema sin dañar la corona, así que no podía fundirla para determinar su densidad. Casualmente notó que el nivel de agua subía en la bañera cuando entraba, y así se dió cuenta de que ese efecto podría ser usado para determinar el volumen de la corona. Debido a que el agua no se puede comprimir, la corona, al ser sumergida, desplazaría una cantidad de agua igual a su propio volumen y podría obtener la densidad, que sería menor que la densidad del oro si otros metales menos densos le hubieran sido añadidos. Al darse cuenta,  salió corriendo desnudo por las calles gritando "¡Eureca!" (en griego antiguo: "ερηκα" que significa "¡Lo he encontrado!")
            Había encontrado una idea para solucionar el problema.
Existe una corriente filosófica, el idealismo, que afirma la primicia de las ideas e incluso su existencia independiente. Sostiene que la realidad que se halla fuera de la propia mente no es comprensible en sí misma, y los objetos no pueden tener existencia sin que haya una mente que esté consciente de ellos. El conocimiento es una actividad que realiza el hombre para elaborar conceptos. Así es imprescindible la participación de la mente para la conceptualización, por ejemplo, de las leyes, las matemáticas o el arte, las cuales no tendrían lugar sin nuestra intervención. La ciencia y la tecnología no interfieren en el idealismo, pues ambas dependen sobre todo de la percepción del mundo exterior para modificarlo conforme al conocimiento.
Se consideran dos variantes: el idealismo objetivo, que sostiene que las ideas existen por si mismas y,  solo podemos aprenderlas o descubrirlas por la experiencia. Existe también el idealismo subjetivo que apoya tesis de que las ideas solo existen en la mente del sujeto y cuyo representante más antiguo es Platón. Otros más modernos son Descartes, Berkeley y Kant. Para Platón el mundo de las ideas era la auténtica realidad, siendo la realidad percibida por nuestros sentidos simplemente una copia del mundo de las ideas. Aristóteles fue discípulo de Platón en su juventud pero posteriormente construyó un sistema filosófico propio, que comenzó con la crítica a esta teoría, rechazando la existencia de los estos dos mundos.
En mi opinión las ideas son absolutas, pero las realidades individuales de esa misma idea son relativas, y dependen de la persona. Por ejemplo la idea de mesa es común, aunque para cada persona esa mesa tiene distintas características físicas (color, forma, material…). De esta manera las ideas existen de por si, aunque si no son procesadas por el raciocinio humano, no adquieren el carácter de realidad.
El gran mérito de Arquímedes es haber seleccionado en el mundo de las ideas  aquellas que conectadas adecuadamente  en su mente, le ayudaron a encontrar (“eureka”) el camino para materializar nuevas realidades. 


Comentarios

  1. Interesante Carlos. Como otras veces la entrada tiene dos partes, tres incluso. En la segunda parte dices que Platón defiende un idealismo subjetivo. No es así. Nada hay de subjetivo en las ideas platónicas. En la tercera das tu punto de vista. Parece interesante, pero creo que no te has explicado demasiado bien. Por ejemplo cuando dices: "las ideas existen de por si, aunque si no son procesadas por el raciocinio humano, no adquieren el carácter de realidad."???
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

“En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”.